ARZOBISPO DE PUEBLA PRESIDE EN CATEDRAL LA MISA CRISMAL Y LA RENOVACIÓN DE PROMESAS SACERDOTALES

Compartir en:

Este martes 30 de marzo, monseñor Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla bendijo los Santos Oleos que serán distribuidos a todas las parroquias para administrar algunos sacramentos.

Además recibió la renovación que hace el clero poblano, de sus compromisos sacerdotales; solo que en esta ocasión, sólo asistió una representación de los sacerdotes, y el resto participó a distancia a través de las
trasmisiones en vivo.

Junto al altar se colocaron, 45 veladoras en recuerdo de los sacerdotes (30) diocesanos y (15) religiosos que han fallecido.

Los Santos Oleos

Los óleos que se bendicen el Martes Santo en Catedral son el Óleo de los Catecúmenos, el Óleo de los Enfermos y el Santo Crisma.

El Óleo de los Catecúmenos sirve para ungir a los que van a ser bautizados, y significa que Jesucristo les da la fuerza necesaria para enfrentar las tentaciones y ser perseverantes.

El Óleo de los Enfermos, es usado por los sacerdotes para ungir a los que padecen alguna enfermedad grave, a los que van a someterse a alguna intervención quirúrgica, o a los que se encuentran en peligro de morir; es un sacramento que perdona los pecados y les fortalece espiritualmente.

El Santo Crisma se usa para administrar los sacramentos que implican consagración y, por ende, no se repiten: bautismo, confirmación y ordenación de sacerdotes y obispos.

Por esta unción, el cristiano participa de la función profética, sacerdotal y real de Jesucristo para establecer el reinado de la paz, justicia, verdad, amor y libertad en el mundo. También de usa para consagrar altares, templos y catedrales.


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba