¡YA BASTA! NO CESAN LAS AGRESIONES A PERIODISTAS

Compartir en:

Hasta cuándo entenderán las personas que las y los reporteros de calle sólo realizamos nuestra labor, que si estamos cerca de un lugar o de usted es porque algo está sucediendo.

Nuestra principal herramienta de trabajo ahora es un teléfono celular o bien podemos estar acompañados de un camarógrafo.

La vía pública es libre para todos y quienes nos dedicamos a esta noble pero peligrosa actividad sabemos que no podemos ingresar a propiedad privada.

Con este antecedente.

Quiero expresar mi indignación y mi coraje, por lo que le sucedió a dos compañeros este fin de semana, actos que son inaceptables y reprobables.

Con todo este asqueroso y bochornoso caso del diputado Saúl Huerta acusado por un presunto abuso sexual, el viernes pasado el reportero Leonardo Torixa de Televisa Puebla acudió a hacer un enlace en vivo desde la casa de gestión del legislador ubicada en una plaza comercial en San Francisco Totimehuacan.

Pues resulta que dos tipos, por cierto mal encarados y con poca educación, lo intimidaron, amenazaron y más, simple y sencillamente por estar afuera del inmueble para dar seguimiento a un tema que no sólo está a nivel estatal sino es noticia nacional.

Resulta que estas personas son familiares del diputado y por ningún lado se les ve su educación y tacto hacía la prensa.

Uno no tiene la culpa del problema en el que están involucrados porque no solo es afectado a este señor Saúl Huerta sino también su propia familia.

El sábado también le tocó ser víctima de la intimidación a Cristóbal Lobato, reportero de la misma televisora, quien en el Paseo Bravo fue agredido por dos sujetos que al parecer se están apoderando de este espacio, pues últimamente se ha convertido en un tianguis.

Pensaron que iban contra ellos porque saben que la actividad que realizan es ilegal y de la que están obteniendo muy buenas ganancias.

Lo corrieron y lo increparon como si fueran dueños de este emblemático lugar, por cierto Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Hace tiempo le ocurrió a la compañera Itzel Valencia quien fue agredida física y verbalmente por unos sujetos y una mujer pseudo vendedores de El Parián.

Ella se encontraba haciendo un reportaje de los comercios que estaban abiertos a pesar de ser giros no permitidos por la Pandemia.

Pues estos hombres corretearon al camarógrafo y una mujer le jaló los cabellos a la reportera pues se sintieron agredidos por haberlos grabado sabiendo que no debían trabajar.

La reportera presentó la denuncia ante la Fiscalía General del estado (FGE), estos sujetos huyeron al extranjero pero el caso aún no se cierra.

Por favor respeto ante todo, los reporteros no somos los malos de la película solo pedimos que nos dejen realizar nuestro trabajo que es llevarles las noticias más importantes del día a día. Ni Más Ni Menos.

Hasta entonces.

Ana Celia Lara

@anacelialara

anacelialara@hotmail.com

 

 


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba