UNIDAD DE MEDICINA FAMILIAR No. 55 DEL IMSS ENTREGA DE MANERA CONTINUA EQUIPO DE PROTECCIÓN A SU PERSONAL

La Oficina de Representación en Puebla, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informa que la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 55 cuenta con los insumos y equipo de protección necesario para todo el personal que labora en ella.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, y de manera continua, se entregan los insumos y el equipo de protección necesario al personal, de acuerdo con su lugar de trabajo. Los trabajadores en áreas no COVID reciben equipo básico, que consta de cubrebocas, goggles o careta.

Las categorías que tienen contacto directo con pacientes sospechosos o confirmados de COVID-19, tienen el Equipo de Protección Personal (EPP) completo, informó el director de la UMF No. 55 del IMSS, Guillermo Hernández Guzmán.

El equipo de protección completo consta de gorro, guantes, careta, goggles, respiradores N95, batas desechables y botas protectoras; diariamente es entregado a médicos, enfermeras, operador de ambulancia, higiene y limpieza, así como al personal de laboratorio, quienes apoyan en la toma de muestras a los pacientes sospechosos.

Hernández Guzmán agregó que además cuentan con el apoyo del almacén de la Oficina de Representación, que surte puntalmente los productos de limpieza, jabón, cloro, desinfectante para realizar la limpieza minuciosa y diaria de la unidad.

Por otra parte, la jefa de Enfermería de la unidad, Julia Laura Cerezo Vázquez, puntualizó que en admisión médica continua (urgencias), además del equipo que se les entrega a los médicos, se les duplican los respiradores N95, para que en caso de atender a un paciente con problemas respiratorios se le proporcione y así evitar el posible contagio.

La especialista enfatizó que al ingreso a la UMF cuentan con un filtro donde se les toma la temperatura a los pacientes, se les otorga alcohol gel, se le realiza un pequeño cuestionario para detectar posible sintomatología; y en caso de detectar a un paciente sospechoso, se le invita a pasar al módulo respiratorio para recibir la atención correspondiente.

Agregó que, así como se cuida la salud y seguridad de los derechohabientes, también se aplica el filtro diario al personal al iniciar cada jornada, si presentan síntomas de sospecha se les atiende de manera puntual para evitar posibles contagios.

Por último, Guillermo Hernández Guzmán señaló que, si los derechohabientes necesitan ser atendidos en la unidad, se sientan con la tranquilidad de que cuentan con toda la protección, limpieza, personal especializado para atenderlos, así como equipo de oximetría para detectar problemas respiratorios y lector de temperatura.

Todos los días, al término de la jornada, la UMF es sanitizada. Al público que no cuenten con un cubrebocas, se le proporciona uno antes de ingresar a la unidad.

La UMF, ubicada en Amalucan, está preparada para brindar la atención con calidad y calidez para salvaguardar la salud de sus derechohabientes y proteger a sus trabajadores.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*