UNA COSA ES EL DISCURSO Y OTRA LA REALIDAD

Compartir en:

En medio del ruido que le metieron antes de su Tercer Informe porque la inflación llegó al 7 %, la cifra más alta de los últimos 20 años, por el alza hasta de más del 100 % en productos de la canasta básica y perecederos; así como el escándalo mediático donde señalan que sus hijos ocupan el programa estrella del gobierno federal “Sembrando Vida” para su empresa chocolatera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador –AMLO-, mantiene un alto nivel de aceptación superior al 50 por ciento entre la población, la cual se encuentra dividida, mejor dicho, polarizada.

Sin embargo, este primero de diciembre hizo su gran fiesta en el zócalo de la Ciudad de México al cumplir tres años al frente del poder ejecutivo federal, con un mitin donde hay quien dice que hubo más de 100 mil y el gobierno de la ciudad de México dice que 250 mil personas.

Lo cierto que se trató de una movilización al puro estilo priista de los años 70´s y 80´s.

Las calles cercanas al centro de la ciudad de México fueron abarrotadas de camiones, autobuses, microbuses, y todo tipo de transporte donde llevaron a los acarreados de muchas de las delegaciones de la CDMX, pero también fueron Morenistas de Puebla, Veracruz, Hidalgo, Morelos y muchos otros estados, el SNTE del estado de México, estos últimos obligados por el sindicato, por mencionar algunos.

López Obrador señaló que en estos 3 primeros años se han sentado las bases del crecimiento en México, aunque en la realidad en este trienio se ha decrecido económicamente en más del 8 por ciento y los expertos aseguran que el 2022 será también complicado.

Manifestó su respaldo al ejército y la marina, negando que se esté militarizando el país, aunque ahora también se encargaran de la compra y distribución de medicamentos, además de que construyen el aeropuerto Felipe Ángeles, el tren maya y están al frente en las obras emblemáticas, las obras faraónicas de la 4T del gobierno federal.

A tres años de gobernar AMLO dijo que le heredaron una crisis de inseguridad, pero dijo que él “no ha caído en la provocación de contener la violencia con violencia”. Sin embargo, las cifras de homicidios violentos, ejecuciones y crímenes durante su gobierno han superado los 110 mil.

¡Que sigan los abrazos y no a los balazos!, aunque en realidad parezca que están cruzados de brazos.

Bueno, hasta con coches bomba el crimen organizado entró al penal de Tula Hidalgo y libero a 9 reos entre ellos el líder del cartel “Pueblos Unidos”, José Artemio Maldonado, conocido como “El Michoacano”.

También habló del combate a la corrupción a través de la cancelación de fideicomisos y otras acciones gubernamentales, aunque se ha exhibido que más del 90 por ciento de las obras, compras, adquisiciones y demás acciones gubernamentales no han sido licitadas y se han adjudicado hasta a empresas fantasmas, lo anterior sin descartar los señalamientos contra miembros del gabinete y algunos de sus familiares.

¡En fin!

Este es tan solo una parte del escenario que vivimos en nuestro querido México y está en nuestras manos definir el rumbo y romper con la polarización de la sociedad a la que nos han llevado los políticos, aunque el Presidente López Obrador diga que se trata de una “oficio digno”.

¡Una cosa es lo que se dice y se pregona, y otra es la realidad y la actuación en los hechos!

Que cada quien tome la parte que más le guste.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

Correo: lagg9756@yahoo.com.mx

Twitter: @Luiguiglez

 


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba