MÉXICO DEBE GENERAR POLÍTICAS ENERGÉTICAS SUSTENTADAS EN FUENTES RENOVABLES

Compartir en:

El cambio climático que está sufriendo nuestro planeta, ha provocado el uso excesivo de combustibles de tipo fósil, que son ampliamente no renovables y por consecuencia está obligando a los gobiernos y a las personas a buscar fuentes de energía alternativa, las cuales pueden mejorar el cambio climático que se está presentando.

México todavía no se puede considerar como un país altamente industrializado porque todavía carece de esa innovación o generación de tecnología, todavía dependemos mucho de la tecnología de otros países, señaló Francisco Javier Sánchez Ruiz, catedrático investigador de la Facultad de Ingeniería Ambiental y Desarrollo Sustentable de la UPAEP.

Francisco Javier Sánchez, refirió que es necesario contar con políticas claras, pero sobre todo, contar con un marco jurídico que dé certidumbre a los inversionistas, porque de lo contrario, las consecuencias negativas serán significativas para el país y se perderán estas grandes oportunidades que nos ofrece la situación geográfica de México para la generación de energía a partir de otras fuentes renovables.

Por consecuencia dijo que es importante establecer este tipo de políticas públicas que nos puedan apoyar para generar tecnología principalmente para la disminución de los gases efecto invernadero y minimizar lo que es el cambio climático en nuestro país inicialmente y en el resto del mundo.

Sánchez Ruiz manifestó que México ha tratado de generar ciertas reformas en periodos anteriores de gobierno para reducir la presencia de los gases de tipo invernadero, pero no necesariamente significa que estén bien o se estén generando estas políticas, algunas de ellas están siendo manipuladas desde una perspectiva que no ha sido desde el punto de vista técnico, es decir, no han tenido el rigor técnico como tal para su aplicación por parte de especialistas en la materia.

Agregó que se debe buscar ese análisis dentro de las políticas públicas, estar bien definidas por gente especializada, por gente que conozca del tema para que pueda minimizar esa parte del estudio o esa parte de la generación del conocimiento y que pueda reducir la presencia de gases de tipo invernadero a nivel nacional.

Advirtió que no se puede depender actualmente de la generación de energía eléctrica a partir del uso el carbono, tiene que ser a partir de algo totalmente diferente. Debemos buscar fuentes renovables que nos ayuden a lograrlo.

Subrayó que el sector privado es el principal generador de toda esta transición energética que se ha registrado en el país, y que ha ayudado a la Comisión Federal de Electricidad, al CENACE (Centro Nacional de Control de Energía) y a la Comisión Reguladora para poder subsanar ciertas pérdidas de carga a nivel nacional.

Indicó que en el último balance nacional de energía, se estableció que México está perdiendo alrededor del 15 al 20% de la carga generada, esto solamente en la transmisión de la misma, más otra cantidad de energía de un 10% en su generación.

Por ello, dijo que es importante contar con reformas que establezcan cómo se va a mejorar desde esta perspectiva la generación de energía.

Agregó que actualmente México está tratando de establecer dos reformas importantes que van a tener un gran valor y un gran impacto, una que es la reforma a la ley eléctrica y otra que puede estar enfocada a la reforma o ley de hidrocarburos. Expresó “que en el caso de la primera ley, ésta no prosperó porque mucha gente se amparó y siguió con su trabajo para dar paso a la generación de energía a partir de componentes renovables. Mientras que la ley de hidrocarburos todavía está en análisis, dicha ley de aprobarse puede afectar propiamente a los prestadores de servicios, y puede traer efectos negativos para nuestro país, que se verán reflejados en una disminución de suministros de hidrocarburos y podrían registrarse más apagones”.

Enfatizó que es importante que México se vaya alineando con todas estas políticas extranjeras e internacionales en donde se pide que la mayor cantidad de energía provenga de fuentes renovables, ya que tendrá un impacto positivo sobre el medio ambiente y se podrán disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, se mejorará la calidad del aire y a la vez se estará mejorando la salud de las personas que tienen algún problema con las vías respiratorias relacionadas con estos gases.

Por último, expresó que es importante que las dos cámaras, -de diputados y senadores- estén analizando y estén bien asesoradas por gente que tenga conocimiento en todas estas áreas.

Además de que es una gran oportunidad el que lleguen más inversiones extranjeras a nuestro país para invertir en la generación de energía a partir de fuentes renovables.


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba