GUADALUPE GRAJALES NO ENTENDIÓ LAS REGLAS Y CAMINARÁ SOLA EN LA SUCESIÓN EN LA BUAP

Compartir en:

La ex secretaria General de la BUAP, Guadalupe Grajales Porras, no entendió las reglas formales e informales de la sucesión universitaria.

Oficialmente no puede ser secretaria General y al mismo tiempo hacer promoción para sus aspiraciones porque se convierte en juez y parte, y eso provoca inequidad en la contienda universitaria.

Ella debería ser garante de equidad y no lo hizo.

Por eso el rector, Alfonso Esparza, decidió removerla de su cargo, lo que no quiere decir que este fuera del proceso de sucesión.

Ahora sí, en su calidad de catedrática podrá hacer la promoción que crea conveniente y buscar la Rectoría en igualdad de condiciones con los otros aspirantes.

En lo que corresponde al ámbito informal, hay otra lectura.

Desde que Guadalupe Grajales Porras hizo públicas sus aspiraciones para ser la próxima rectora, nadie se ha sumado para apoyarla.

Los directores de las unidades académicas, los sindicatos, los propios estudiantes han guardado un silencio aterrador ante las aspiraciones de Guadalupe Grajales.

Vaya, ni su propio cuñado, Francisco Vélez –quien también aspira a la Rectoría- hizo algún pronunciamiento a su favor.

¿Ese silencio de los universitarios es normal ante un proceso de sucesión?

Evidentemente no.

Sus aspiraciones sólo son respaldadas por algunos de sus amigos académicos y parte de su familia –la otra apoya a Francisco Vélez-.

Guadalupe Grajales hizo una salida en falso en la sucesión y ya perdió su principal vitrina de promoción y de poder, como es la Secretaría General.

Ahora caminará prácticamente sola en la sucesión.

El apoyo de los universitarios está con otra académica.

** ** **

Desde este espacio expreso todo mi repudio por la terrible agresión que sufrieron mis compañeros y amigos de Imagen Puebla, Cinthya Coleote y Edgar Torrentera, a manos de los delincuentes del mercado Morelos.

También repruebo que los policías de Claudia Rivera estando presentes no hicieron nada por defenderlos del brutal ataque.

Nada bueno podemos esperar de la SSC y créame que tampoco de la Fiscalía General del Estado que no ha dado castigo a los orangutanes del Parián que golpearon a los reporteros Itzel Valencia y Alejandro Rodríguez.

La prensa en Puebla está a merced de la delincuencia.

Las autoridades municipales y de la FGE no sirven para nada.

** ** **

gomezcarlos79@gmail.com


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba