EN LAS CLASES EN LÍNEA, LA COMPRENSIÓN DEL ESTUDIANTE ES FUNDAMENTAL PARA SUSTENTAR EL CONOCIMIENTO

Compartir en:

Tanto a nivel nacional como local, 6 de cada 10 alumnos de educación superior están de acuerdo con seguir recibiendo clases en línea, a pesar de no ser su opción preferida, según datos de una investigación documental de estudios nacionales e internacionales, en donde se estableció el análisis denominado “Situación actual de la educación digital universitaria en Puebla” a cargo de la Facultad en Comunicación y Medios Digitales de la UPAEP.

A diferencia de países como Colombia, donde 5 de cada 10 aceptan esta situación, mientras que los universitarios en México están más abiertos a continuar su formación de manera digital, según reporta la consultora Ernst & Young, expresó María del Lourdes Esther Mateos Espejel, catedrática de esta facultad.

Agregó que aun cuando los estudiantes están conscientes de lo que representa la actual pandemia de salud, su principal preocupación reside en el dominio de las habilidades y desarrollo de sus facultades para poner atención, toda vez que, los alumnos universitarios están conscientes de que las clases en línea reducen sus niveles de atención, debido quizá a la baja interacción que pueda existir con los profesores y la falta de una atención personalizada, y bajo estas premisas, esta situación llega a agravarse.

La académica subrayó que esta situación se dificulta por el tiempo que dedican los universitarios a las clases o actividades por día en la computadora o el dispositivo móvil. Por ejemplo, el INEGI reporta que el 30.9% de universitarios inscritos en el ciclo escolar 2020-2021 dedican 8 horas o más a clases y actividades por día, mientras que el 26.6% dedican de 6 a 7 horas y el 35.7% de 3 a 5 horas. Y sólo el 6.6 por ciento menos de tres horas, reiteró.

Comentó que en el estado de Puebla se puede considerar que, de los más de 240 mil universitarios matriculados en una licenciatura de acuerdo a los datos que publica la Secretaría de Educación Pública, alrededor de 72 mil dedican 8 horas o más a las clases en línea y aproximadamente 63 mil dedican de 6 a 7 horas.

En este sentido, los expertos en psiquiatría indican que un estudiante de 18 años puede mantenerse concentrado de tres a cuatro horas, después de ese tiempo la actividad en línea puede ser agobiante. Por esta razón, recomiendan diferentes actividades como el co-engaging; es decir, actividades en la que pueden interactuar con el contenido o verlo en compañía de otra persona con el mismo interés, indicó Mateos Espejel.

Puntualizó que es importante considerar que el tiempo en pantalla, y más en la educación digital universitaria, no debe ser un tiempo inactivo, sino un vehículo para la actividad social de manera presencial y digital.

Por lo tanto, los profesores además de tener habilidades digitales, deben considerar diferentes actividades que vinculen tanto las actividades en línea como las actividades presenciales.

Por esta razón, la Facultad en Comunicación y Medios Digitales de la UPAEP, ha desarrollado diversas estrategias y tácticas para responder a la realidad que seguimos viviendo en la educación universitaria.

En su intervención, José Antonio Takano Yamashiro, catedrático de la Facultad de Comunicación y Medios Digitales de la UPAEP, enfatizó que la modalidad remota invito a los profesores a adaptarse a las nuevas formas de promover el modelo de enseñanza aprendizaje con el uso de las plataformas digitales para que los estudiantes continuaran aprendiendo.

Explicó que materias como fotografía, composición de imagen digital, lenguaje audiovisual, taller audiovisual y televisión, entre otras, son materias que van acompañadas de teoría y un buen porcentaje de práctica para aprender el uso de las herramientas y equipos para realizar este tipo de trabajos.

Dijo que la formación y preparación de los profesores en estos periodos de pandemia, ha mejorado, dieron paso a la innovación y al desarrollo de habilidades que tenían guardadas y que en estos momentos llevaron a la acción, para que los estudiantes durante los cursos puedan aprender y se sientan acompañados por sus profesores.

Apuntó que el acompañamiento de los profesores en estos 17 meses de pandemia ha sido importante para los estudiantes, alentarlos e invitarlos a seguir estudiando mediante la educación remota y aprovechen las bondades que ofrece la tecnología cuando se le da sentido a su aplicación.

Mientras que Ana Cristina Gómez Vallarta, también profesora de la Facultad de Comunicación y Medios Digitales de la UPAEP, recordó que la universidad desde el inicio de la pandemia, generó una infraestructura de apoyo y seguimiento para los alumnos y profesores, para continuar con sus procesos de enseñanza aprendizaje.

Dijo que en este periodo de pandemia, la flexibilidad por parte de las personas ha jugado un papel importante, ya que nadie está ajeno a las situaciones que muchas veces están fuera de control, como el servicio de internet y la accesibilidad que están teniendo las familias, alumnos y maestros, en estos momentos.

Reiteró que las personas han tenido que adaptarse a las circunstancias, en el caso de los profesores, éstos han sido más receptivos para escuchar a sus alumnos, la empatía está jugando un papel significativo para comprender la situación que cada familia y persona está experimentando.


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba