EL RESCATE EN EL SOCAVÓN

Compartir en:

No fue la presión de las asociaciones animalistas.

No fue la viralización en redes ni la aparición en medios, pero ayudó.

El rescate de dos perros que cayeron el el socavón, por parte del gobierno del estado, fue un ícono del remanso de la época COVID-19.

El gobierno del estado decidió enviar a su personal de rescate para demostrar su sensibilidad.

El gobernador Miguel Barbosa acudió a la zona donde se abrió la tierra y adelantó análisis científicos que explican el posible origen.

La extracción excesiva de agua y causas naturales fueron el origen del socavón que ya es noticia internacional pero hoy, hoy, por el rescate emotivo y sensible de dos perros.

Afortunadamente no ha habido daños a personas, mas que a una vivienda y claro, tierras de labor.

Pero lo de hoy es una nota de color que nos demuestra lo que habitualmente no tienen los gobiernos: timing y sensibilidad.

Además, el rescate se da el día en que el gobernador visitó la zona y dialogó a los lugareños y se comprometió a hacerse cargo de resolver sus necesidades.

Ahora bien: algo que sí debe preocuparnos es que no es el único socavón. Hay más. Se están formando otros.

Entonces: debe haber estudios geológicos e hidráulicos profundos pronto para descartar riesgos.

Urge, porque imagine usted que este mismo socavón aparece digamos… mmmm… en medio de Zavaleta, Lomas de Angelópolis o la autopista México Puebla, y no una extensa zona de cultivo donde el riesgo humano fue reducido.

Ahí les encargo: hay seis socavones similares en el mundo, y más valdría que las universidades inicien mañana un amplio plan de análisis del subsuelo para reducir riesgos.

Noruega, Guatemala y Japón, entre otros.

Muchas gracias; nos leemos aquí y nos escuchamos de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 en el noticiario Tribuna 98.7 por LOS40, y en el podcast En tiempo real (en Spotify, Apple Podcasts y muchas más). Twitter: @erickbecerra1, Facebook: @erickbecerramx e Instagram: Erick Becerra.


Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba