EL GRAN RETO DE CLAUDIA RIVERA CON MIRAS AL 2021

Para nadie es un secreto que existe un divorcio político entre el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa y la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

Y aunque ambos son emanados de Morena, tienen intereses, gustos y grupos distintos.

El gran reto para la alcaldesa con miras a las elecciones intermedias del 2021, no es caerle bien al mandatario estatal sino atender realmente los problemas sociales de la ciudad.

Recientemente, el titular del poder ejecutivo dijo abiertamente que Claudia Rivera es la única edil con quien no trabaja bien, incluso negó que el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador le haya instruido trabajar como “hermanitos” con Rivera Vivanco.

¡En fin! Claudia Rivera debe dejar a un lado los dimes y diretes, y trabajar con los polémicos integrantes de su gabinete que han sido sus más fieles seguidores como el secretario de Gobernación René Sánchez Galindo, Leobardo Rodríguez de Administración, Liza Acevez en la Secretaría General del Ayuntamiento, el tesorero Armando Morales así como Israel Román de Infraestructura y el reciente nombramiento de Magaly Herrera como Coordinadora General de Comunicación Social.

Los grandes problemas que debe atender, sin duda, es el problema de salud por el Covid tomando en cuenta que en la capital poblana se concentra el mayor número de contagios; el ambulantaje, la seguridad pública y el empleo.

Con esas condiciones, con ese equipo y más, la alcaldesa prepara estrategias para una posible reelección….Ni Más Ni Menos.

Hasta entonces…

Ana Celia Lara
anacelialara@hotmail.com

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*